21-10-14. Palizón de entresemanas

DSC_3506

Ya llevaba muerta un tiempo.
Ya llevaba muerta un tiempo.
Cañas y Bambú.
Cañas y Bambú.

No hay mal que por bien no venga y cuando los fines de semana no se puede hacer caminata siempre hay un día perdido ideal para eso, perderse, y ponerles palos a la rueda de la rutina.

Ese martes, 21 de octubre, en pleno otoño ya, nos marchamos a Alta Mora para desde allí hacer una caminata donde muchos de sus tramos eran inéditos adentrándonos en amplios valles poco frecuentados. 6 plomiller@s 6. Bajo un fuerte calor impropio ya de las fechas en que estábamos.

Caminitos nuevos.
Caminitos nuevos.
Emi conoció la casita azul.
Emi conoció la casita azul.

Arrancamos a andar sobre las 10:15 de la mañana tomando el PR8 en dirección a Soalheira, primera aldeita a la que se llega tras la primera rampa del día y donde encontramos una preciosa cornamenta entre varios escombros.

Seguimos un tramo de carretera buscando el sendero que nos llevaba a la aldeita de Vales, en el kilómetro 2,4 de nuestra etapa. Llevábamos buen ritmo y avanzamos hasta otra aldeita, Fernao Gil, a la que llegamos estrenando un nuevo camino que nos dejó en la misma carretera que la cruza.

Dejamos la carretera de Fernao Gil y vamos en busca de...
Dejamos la carretera de Fernao Gil y vamos en busca de…
...los valles del Odeleite.
…los valles del Odeleite.

Dejamos la carretera tomando un sendero a la izquierda y empezamos el sector más difícil e inédito de la jornada. Tras atinar en varis desvíos, vimos aparecer ante nosotros un inmenso valle que fuimos perimetrando por su cima hasta que nos tocó afrontar un continuado descenso de 900 metros al 10% de inclinación negativa, que Juan Carlos los disfrutó bajándolos al trote.

Una vez abajo del todo, donde pasaba el seco cauce del Odeleite tocaba lo previsto, una larga y continuada subida.

Abajo del valle.
Abajo del valle.
Subiendo el carril con los barrancos al lado.
Subiendo el carril con los barrancos al lado.

Fueron 3 kilómetros subiendo con toda la calor encima cuando ya era mediodía. Nos aliviaba las escasas zonas de umbría que atravesábamos pero ya algunos iban tocados, llevábamos 9 kilómetros recorridos y ya iba haciendo falta un bar. En un cruce nos habíamos equivocado y la ruta corta se alargó un poco más de lo previsto, cosa que nos dimos cuenta cuando vimos casi encima a los dos eucaliptos míticos que marcan las referencia de Cachopo. Estábamos en Fortim, más allá de adonde queríamos llegar en principio, el Bar Rodrigues en Cabaços.

Al fondo los dos eucaliptos de Fortim.
Al fondo los dos eucaliptos de Fortim.
El Bar Rodriguez en el km. 10 de la caminata.
El Bar Rodriguez en el km. 10 de la caminata.

Aunque tampoco nos habíamos alejado tanto, tras retroceder por la carretera unos 500 metros llegamos al Café Rodrigues en Cabaços que, gracias a Dios, estaba abierto y allí pudimos refugiarnos del sol e hidratarnos con cerveza.

Íbamos muy cortos de agua, el calor nos había hecho sudar y el riesgo de insolación era alto. Recuperamos sales, nos mojamos las cabeza  y nos pusimos gorras. Tras 15 minutos de descanso nos pusimos en marcha para regresar a Alta Mora.

Carretera y a por otro...
Carretera y a por otro…
...bar en Pernadeira.
…bar en Pernadeira.

Sólo había que recorrer un kilómetro más por carretera, dejando a un lado la aldeita de Monte Novo, cruzando la frontera entre los concejos de Alcoutim y Castro Marím, para tras un cruce alcanzar el siguiente bar de la jornada; el del Pernadeira.

Otra cerveza, que hacía calor y a proseguir la ruta en busca del final. Tras otros dos kilómetros de asfalto encontramos el desvío hacia Alta Mora y ya todos juntos dimos cuenta de los últimos metros de la caminata.

Dando cuenta de los últimos kilómetros.
Dando cuenta de los últimos kilómetros.
Llegamos a Alta Mora.
Llegamos a Alta Mora.

Descendimos la última cuesta que nos dejaba a los pies de la antigua Escuela Primaria que vimos se estaba acondicionando para la celebración de Sao Martinho.

Ya solo tocaba entrar en el bar de Alta Mora y comentar la jugada y las experiencias vividas juntos que son las que después vale la pena compartir en el wasap.

En total, unos 16 kilómetros en 4 horas y media, tras unas cervazas, siendo las 3 de la tarde recogimos nuestros bartulos

Lo nuestro es vicio.
Lo nuestro es vicio.

y prometimos hacer lo posible por volvernos a encontrar.

Más fotos aquí:

https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.887143261303508&type=1

https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.883554144995753&type=1

Y nuestra ruta en wikiloc:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8071996

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s