15/06/14. Caminata por Vila Real el día de su santo.

grupo vila real

Con la pretensión de no dejar ninguna semana sin su pertinente caminata y coincidiendo con las fiestas de San Antonio el pasado domingo, 15 de Junio, nos desplazamos hasta la localidad fronteriza de Vila Real para marcarnos una rutita por este municipio.

A pesar de no ser el mejor día ni la mejor hora, logramos juntarnos en DAMAS a las 6 de la tarde unos 9 plomilleros entre los que contamos un novato, Keko, tras esperar el tiempo suficiente nos distribuimos en dos coches y marchamos hasta Vila Real aparcando en la avenida frente a los pantalanes del puerto deportivo.

Salimos por el paseo maritimo de Vila Real.
Salimos por el paseo maritimo de Vila Real.

Desembarcamos, buscamos un vecino que nos hiciera la foto de grupo y empezamos andar por el paseo marítimo dirección sur buscando la desembocadura de este inmenso río junto al que tantas veces transitamos.

Íbamos en silencio, una ruta de domingo tarde es una especie de remate a un fin de semana que se hace para cumplir. Dejando ya las últimas construcciones de la localidad, enfilamos una carretera que nos dejó a los pies del espigón de Vila Real.

Llegamos al espigón de Vila real.
Llegamos al espigón de Vila real.

Entramos en él y los recorrimos durante unos 500 metros hasta que torcimos a la derecha para tomar un carril de grava por el cual se accede a las playas, un camino muy transitado de vehículos que a esa hora ya regresaban a casa. Dejamos de ver la inmensidad de la desembocadura del Guadiana para caminar cerca de los pinos.

Una larga pasarela de madera nos dejó en la playa.
Una larga pasarela de madera nos dejó en la playa.

Una pasarela de madera apareció a nuestra izquierda invitándonos a transitar por ella, así lo hicimos y tras unos 200 metros atravesando las duna cargadas de retamales llegamos a la playa de Vila Real.

Es una playa idéntica a las isleñas, misma calidad de arena, misma forma, era como caminar por la Casita Azul. Era más de las 7 y media de la tarde y todavía quedaban muchos  bañistas.

La presencia de algún espigón es lo que diferencia la playa de vila real de las de Isla Cristina.
La presencia de algún espigón es la única diferencia entre una playa de Vila Real y las de Isla Cristina.

Con la referencia al fondo de los edificios de Montegordo caminamos tres kilómetros junto a la orilla del mar hasta que llegamos a este enclave turístico. Por las rampas de madera accedimos al paseo marítimo de esta localidad y nos lanzamos a buscar un bar donde tomar la merienda prometida de café y torrada.

Tras mirar varios establecimientos terminamos en el mismo pub donde habíamos recalado la semana anterior, el “bar 42”, donde nos sentamos todos excepto Rafa y Manolo que se averiguaron un bocata y una cerveza en un minimercado cercano dándose el homenaje en el parque. Por su parte, el novato Keko se pedía una pinta de cerveza que tenía muy buen “pinta”.

Más de media hora nos pegamos descansando los pies, humedeciendo la garganta y rellenando el estómago. Al rato, pagamos la cuenta y reemprendimos la ruta.

El novato se bautiza.
El novato se bautiza.

Salimos de Montegordo, pasamos frente al camping y nada más sobrepasarlo torcimos a la izquierda para seguir un sendero por medio del denso pinar que está señalizado y se denomina “Senda del Camaleón”, igual que en Isla pero con diferente variedad de pinos.

Bonito camino por el pinar.
Bonito camino por el pinar.

Fue un camino muy bonito de más de tres kilómetros, un sendero muy bien cuidado y respetado por los ciudadanos que enlaza Montegordo con Vila Real y por el que coincidimos con muchos vecinos haciendo footing o ciclismo.

Espectacular columbario el de Vila Real.
Espectacular columbario el de Vila Real.

Cuando nos acercábamos a la ciudad fronteriza, antes de abandonar el pinar, nos topamos con unas casetas de madera que no eran sino las inmensas jaulas para las palomas del columbario de Vila Real. Lo tienen bastante bien montado.

Tras andar los últimos metros de la senda del camaleón topamos con los primeros edificios y la avenida de entrada donde está el mercado municipal.

La plaza Marques de Pombal engalanada por las fiestas de San Antonio. Y donde hay una fiesta, hay un isleño.
La plaza Marques de Pombal engalanada por las fiestas de San Antonio. Y donde hay una fiesta, hay un isleño.

Avanzando en línea recta por dicha avenida entramos en las calles comerciales de la localidad hasta entrar en la plaza central que se encontraba engalanada con motivo de las fiestas de San Antonio.

En fin, tras toparnos con algunos isleños y echar un vistazo a los tenderetes nos lanzamos a por nuestros coches para volver cuanto antes a Isla Cristina. Serían las 10 de la noche cuando nuestra jornada terminaba habíamos completado en total unos 11 kilómetros

Ya hemos honrado a Castro marim y Vila Real con dos rutas que forman parte del plomillazo. Ha sido una experiencia diferente caminar por una zonas tan turísticas y pobladas, ahora toca volver a nuestros territorios de costumbre, el interior algarvio donde nos esperan las aldeitas, los cortafuegos y esas carreteras despobladas.

Hasta otra.

——————————————————————-

Aqui nuestra ruta en wikiloc.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7093861

Y aquí más fotos:

https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.808931359124699&type=1

https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.806949482656220&type=1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s