V Vuelta al Beliche con V de victoria

DSC_0498El trainer is back. En su primer intento pulverizó todas las marcas y bajó 10 minutos de la barrera de las 3 horas.

Era lunes, 3 de Febrero, el día anterior habíamos realizado una caminata de 20 kilómetros con más de 30 plomilleros. El jefe se había levantado con menos agujetas de lo acostumbrado, desayunó y escucho un zumbido en su smartphone…era un wasap de Antonio Mirabent invitando a tomar un café mañanero. ¡¡Algo insólito desde hace más de medio año!! Mirabent tenía la mañana libre debido a que las lluvias de días anteriores habían hecho impractible las tareas en el campo y por lo que estaba de permiso. De pronto, aparece un mensaje de facebook de Pedro Rodríguez, “Pedrin”, informando de que tenía la semana libre y que contáramos con él para cualquier caminata ilegal.

“¿Y si en vez de un café nos hacemos un Beliche?”, preguntó el jefe al trainer, “¿a que hora?”, respondió.

Todo se organizó en media hora, también se avisó a Juanito “el pirata” ya que siendo lunes estaba de descanso en el bar pero excusó su asistencia porque tenía un fuerte compromiso familiar que atender. En definitiva, que a las 4 y media estában camino de Beliche Pedrín, el trainer y el jefe para acometer su famosa vuelta. Así somos los del plomillazo, ese es el verdadero espíritu, la improvisación, no dejar escapar una oportunidad de vivir cosas diferentes cuando todo invita a la normalidad.

DSC_0499

Eran las 17:22 horas españolas cuando echamos a andar. Durante el trayecto de ida en coche el jefe explicó de forma pormenorizada  a Antonio y Pedrín, los detalles del itinerario, por dónde tenían que pasar y los cruces más complicados. El jefe era consciente que poco tiempo iba a coincidir junto a esos dos galgos ya que tienen un ritmo de caminata mucho más rápido.

Y así sucedió, cuando no llevaban más de 200 metros de ruta, recién terminada la presa del Beliche el jefe dijo basta y se olvidó de seguirlos porque el dolor de tibias era insoportable, “nos vemos dentro de 3 horas”, les dio. La última frase que el jefe le gritó a Mirabent fue “¡¡Marroquil NOO!!”, indicación de gran utilidad en su momento.

Pues así empezó la caminata Mirabent y Pedro avanzaban a un ritmo espectacular una tarde estupenda con una suave temperatura y casi nada de viento. Hasta mitad del recorrrido puede decirse que la pareja Mirabent-Pedrín sacaban al jefe 100 metros de distancia por cada kilómetro recorrido. No obstante, el jefe no iba mal, sino todo lo contrario.

DSC_0506

Antonio Mirabent nunca había hecho esa ruta, desconocía su perfil e itinerario, Pedrín ya la había realizado una vez pero fue cinco meses atrás por lo que no recordaba muy bien los cruces. Todos se dieron cuenta de que al paso por Corte do Gago, ecuador de la prueba, estaban en tiempos de récord. Precisamente a la salida de esta localidad hay un cruce con tres caminos; del camino de la izquierda siempre salen unos perros que logran intimidarte mientras que en el camino de la derecha hay una señal que indica “Marroquil”, por lo tanto había que seguir el camino del centro.

Ya era de noche cuando por esa carretera llegamos a Alcarías Grandes, aldeita que hay que atravesar, no obstante Mirabent y Pedrín la bordearon por la carretera exterior ahorrándose 150 metros.

Ya la segunda parte del recorrido los ritmos del jefe con la pareja lider se asemejaron más aunque estos últimos transitaban a más de un kilómetro de distancia.

Foto final. Alegres por los tiempazos.
Foto final. Alegres por los tiempazos.

Tras bajar hasta Tanoeiro ahora quedaba la última dificultad de la jornada, la última rampa, la cuesta de Cerro do Enho. Mirabent puso el modo escalador y tiró tan fuerte que ya Pedro no pudo seguirle por lo que Mirabent perdió algun minuto esperando a su compañero para que no se equivocase de camino.

Hay que decir que Pedrín vino sin ningún tipo de rodaje reciente, a las 1 y media de la tarde fue convocado para la caminata y solo 4 horas más tarde ya estaba tirando millas, por lo que podemos temer a este plomillero cuando tenga cuatro sesiones de entrenamiento seguidas.

IMG-20140203-WA0016

Tras la subida a Cerro do Enho toca descender hasta Beliche y todos lo hicimos a un ritmo frenético sobre todo al paso por la “casita de vodafone” que es cuando saltan perros de las fincas colindantes y con sus ladridos entre las piernas aceleramos el paso.

Eran las 8 y cuarto de la tarde cuando Mirabent alcanzó primero el embalse de Beliche, había invertido solo 2 horas y 50 minutos para realizarlo, un minuto detras de él llegó Pedrín y un cuarto de hora después apareció el jefe que con un tiempo de 3 horas y 4 minutos, mejoraba en 15 minutos su anterior marca.

Nos frotábamos los ojos al ver nuestros GPSs, sabíamos que podíamos batir el tiempo de Ildefonso pero no imaginábamos que por tanto. Contentos todos por los tiempos nos hicimos las fotos de rigor y regresamos a Isla Cristina donde celebramos nuestra hazaña con unas cervecitas.

El reloj excalibur tiene nuevo dueño. ¿Será posible rebajar la marca? Hay quien piensa que sí…

Fotos aquí: https://www.facebook.com/media/set/?set=oa.733837023300800&type=1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s